lunes, 11 de diciembre de 2017

Vitrina restaurada y modificada.


Antes y después


Nos trajeron al taller, esta vitrina color miel, algo deteriorada y a parte de arreglarla, quisimos darle un aire nuevo


En la foto se aprecia, como hemos tapado con masilla los orificios donde iba atornillada la bisagra.


Este mueble formaba parte de un mural. En su día iba colocado encima de otro mueble, por tanto no llevaba patas, con lo cual nosotros le añadimos las cuatro patas, que encolamos y atornillamos.


Antes de proceder a pintarla, sacamos los estantes interiores y lijamos para dar a continuación la imprimación.


Cuando estuvo bien seca la imprimación, la pintamos, tanto por la parte de dentro, como por la de fuera, con pintura de tiza en color gris perla, casi blanco. 


A medida que íbamos trabajando, se veía el gran cambio conseguido.
   

El fondo de la parte interior lo tapizamos con una tela plastificada, de bonito colorido, muy alegre con motivos de mariposas, colibrís, flores, hojas y notas musicales.


Habíamos pensado cambiarle los tiradores, que eran de color marrón, pero optamos por pintarlos en color morado y nos gustó el resultado.


Las fotos no salen muy nítidas porque al tener las puertas de cristal, salen con reflejos, pero esperamos que se pueda ver bien el cambio conseguido.


Esta vitrina va a ser utilizada para guardar la cristalería y cerámicas.


Para las fotos le hemos colocado botellas, tarros de cristal, jarrón cerámico...



No hay comentarios:

Publicar un comentario