miércoles, 18 de marzo de 2015

Regadera o jarra reciclada


Antes y después


Teníamos esta regadera, metálica, galvanizada, que de estar rodando por el jardín, a la intemperie, se había oxidado e incluso perforado, con lo cual ya no servía para su fin principal "contener agua para regar".


Como nos daba pena tirarla a la basura, decidimos restaurarla, tapando los orificios con masilla de dos componentes, que luego lijamos, con una lija metálica muy fina y después dimos dos manos de pintura imprimación a toda la superficie. 


Cuando estuvo bien seca la pintura, fuimos pegando unas hojas de un libro viejo, que encontramos en nuestro taller y que ya le faltaban las primeras hojas.


Encima de las hojas de libro, aplicamos el método decoupage, motivos florales: bambú, margaritas...


En la siguiente foto, hemos colocado una pieza metálica para que os hagais una idea del color que tenía la regadera en un principio, ya que se nos olvidó hacer la primera foto para que vieraís su deterioro.


La hemos colocado en nuestra estantería con una rama de algodón en flor, espigas...


Con las ramas secas, hojas y naranjas, luce así de bonita en nuestro comedor.


Si os ha gustado esta nueva entrada y a la vez os da alguna idea que os pueda servir a vosotros, nos sentiremos contentos.


1 comentario: