viernes, 6 de septiembre de 2013

Mecedora roja




Esta mecedora llegó hasta nosotros en muy mal estado de conservación: el barniz estaba totalmente deteriorado. La madera es de haya, pero estaba desencolada. Con lo cual nuestra primera actuación fue: quitar todo el tapizado (estaba muy sucia y rota la tela que lo cubria), tratar la posible carcóma, lijar todas las maderas, encolar, dar imprimación, pintar con pintura acrílica y por último tapizar, respaldo y asiento.

Por despiste y por trabajarla cuanto antes, no tenemos las fotos del antes, para que se hagan una idea les diremos que estaba barnizada en un tono marrón indefinido.




Utilizamos este color rojo acrílico porque iba a formar parte del mobiliario para el dormitorio de una joven, dandole también una mano de cera en su acabado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario